Riesgo en la Capital por la pérdida de viejas casonas