Robo en la casa de Mirtha Legrand

Tres asaltantes se llevaron la caja fuerte de la conductora, que no estaba en el departamento
(0)
6 de diciembre de 2010  

El departamento de la conductora Mirtha Legrand fue asaltado en la madrugada de ayer por al menos tres hombres que maniataron y amenazaron con armas al encargado de seguridad del edificio, en el barrio de Palermo, según informó la agencia DyN. La animadora dijo que se trató de un robo muy importante porque, según señaló, fueron directamente a la caja fuerte.

El atraco fue perpetrado cerca de las 2, cuando el departamento estaba vacío, dado que Legrand regresaba de la ciudad entrerriana de Colón, adonde había asistido al festejo de un casino, y los asaltantes se llevaron la caja fuerte completa y el microprocesador que controla las cámaras de seguridad del edificio para no ser identificados.

Legrand y fuentes policiales confirmaron que el robo fue perpetrado sin forzar las puertas de ingreso al edificio de la Avenida del Libertador ni a la cocina del piso de la estrella de la televisión.

La conductora desligó el robo de las críticas que recibió en los últimos días de actores o dirigentes ligados al kirchnerismo, dijo sentirse muy mal por lo ocurrido y lamentó el maltrato que sufrió el encargado de seguridad de su edificio.

La popular actriz dijo a Radio Mitre que los asaltantes se llevaron dinero, alhajas y una gran cantidad de cosas que guardaba en la caja fuerte que tiene en su dormitorio.

Tras señalar que encontró su casa toda revuelta, Legrand destacó que los asaltantes fueron directamente donde estaba su caja de seguridad. "Se llevaron dinero y alhajas. Fueron directamente a eso", insistió.

Molesta y angustiada

La conductora de almuerzos televisivos señaló que, según el testimonio del portero, los ladrones eran "al menos tres hombres, uno de ellos con la cara tapada".

"Una vez más, se confirman las cosas que yo digo", sostuvo, en alusión a sus constantes críticas por la falta de políticas activas ante el aumento de la criminalidad.

Por eso, reclamó a las autoridades: "Que pongan más atención, que nos cuiden [a los ciudadanos]".

"Lo único que agradezco es no haber estado en la casa", dijo, y admitió que tras el robo sentía "impotencia, desesperación, angustia, tristeza, molestia y fastidio".

Además, recordó que las joyas robadas eran regalos de su marido, el extinto cineasta Daniel Tinayre, por lo que tienen un valor afectivo muy grande.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.