Salón de París: quejas de editores franceses por los autores ausentes