Samsung sale a competir en streaming de música

Lanzó Milk Music, un servicio gratuito y sin publicidad que permite reproducir canciones y escuchar radio
José Crettaz
(0)
10 de marzo de 2014  

Radio a la carta, streaming de música, tiendas digitales de discos... Aún no hay una denominación genérica para un creciente número de plataformas y servicios -cada vez más híbridos- que permiten escuchar música y radio por Internet (gratis o no), ya sea en PC, móviles o tablets, entre otros dispositivos.

Tras un esfuerzo descomunal por convencer a los popes de la industria discográfica, ese planeta fue conquistado en 2001 por Steve Jobs con iTunes. Después de aquella irrupción, llegaron progresivamente Pandora, Spotify, LastFM, Grooveshark, TuneIn, Rhapsody, Microsoft Xbox Music y Google Play Music, entre muchos otros. Algunos se consolidaron, otros están en retroceso.

Allí, donde la competencia es feroz, los precios bajan y los servicios se monetizan con distintas modalidades (pagos por cada track, suscripciones mensuales o inclusión de publicidad, entre otras opciones), acaba de aterrizar Samsung, que el jueves pasado lanzó Milk Music, disponible exclusivamente para los dispositivos de su familia Galaxy (S4, SIII, Note 3, Note II, Mega, S4 Mini y el flamante S5, presentado en Barcelona este mes).

Milk Music, que por el momento sólo puede descargarse en los Estados Unidos, es gratuito, no tiene publicidad y cuenta con un catálogo de 13 millones de canciones (siete millones menos que Spotify) y 200 radios temáticas, entre otras características. En este mercado, el del streaming y descarga de música, no todos los servicios ni todos los contenidos están disponibles para todos los países, entre otras cuestiones por la gestión de derechos de autor que sigue rigiéndose por el criterio de ventanas territoriales.

Milk llega pocos meses después de que Apple lanzara -en septiembre pasado- iTunes Radio, un servicio gratuito basado en publicidad y disponible para los usuarios de iTunes. Por ahora, Milk es un plus de valor para los usuarios de sus dispositivos Galaxy, pero en el futuro, cuando se extienda a otros países, podría comenzar a vender canciones o diversificar su oferta para monetizar la plataforma.

En la Argentina, además de YouTube (un clásico de oficina para escuchar música que ahora -mediante apps específicas, como Streamus o Musi- también permite hacerlo sin tener que reproducir los videos), existen por lo menos dos opciones locales: Cienradios (un paquete de hilos musicales segmentados que incluye las emisoras del Grupo Clarín y algunas afiliadas) y Raddios.com (un emprendimiento que nació "casero" en Rosario y se convirtió en una de las plataformas más usadas para escuchar radio en el país y la región), además de las opciones online o con aplicaciones propias de algunas de las emisoras más escuchadas, como Vorterix y Metro, entre otras.

En septiembre pasado, también llegó al país Spotify y, desde 2012, compite la local Taringa! Música, una plataforma para compartir y escuchar música en línea que incluye canales oficiales administrados exclusivamente por los músicos.

En la Argentina también hubo experiencias "curiosas", como Arbatracks, un sitio con el que la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (ARBA) premió con buena música a los contribuyentes cumplidores, que en 2011 y 2012 pudieron descargarla gratuitamente. Detrás de esa plataforma, que ya no está online , estuvieron la discográfica Sony Music Argentina y el grupo Vi-Da, de Daniel Hadad y Viviana Zocco. Este último tiene también su propia tienda de música digital, BajaMusica.com .

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.