Pese a la complejidad de la operación. Sandro, decidido al trasplante