Santa Cruz. Encuentran seis cóndores muertos por envenenamiento

Los cadáveres fueron encontrados cerca de la localidad de Perito Moreno
Los cadáveres fueron encontrados cerca de la localidad de Perito Moreno
Mariela Arias
(0)
27 de septiembre de 2019  • 20:05

EL CALAFATE.- Los seis cóndores que fueron hallados muertos cerca de la localidad de Perito Moreno, en Santa Cruz, por envenenamiento con carbofurán engrosan la alarmante estadística argentina: desde el 2017 hasta hoy ya son más de 100 los ejemplares envenenados en la Argentina, lo que representa el 1,3% de la población mundial, estimada en 6700 ejemplares en toda América Latina.

Los seis cóndores fueron hallados muertos por envenenamiento con carbofurán, un agroquímico prohibido por el Senasa. Los cadáveres se encontraron en un campo ubicado a 50 km al sudoeste de la localidad de Perito Moreno en el norte de la provincia de Santa Cruz . Los animales estaban distribuidos en un área pequeña, junto a un ovino muerto y restos de un zorro.

Miembros de Fundación Flora y Fauna fueron quienes dieron aviso del hallazgo al Consejo Agrario Provincial (CAP) y a la Fundación Bioandina Argentina (FBA). De inmediato se organizó un equipo de trabajo, conformado por autoridades del CAP, de Fundación Flora y Fauna, FBA, Conicet y, con el apoyo de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación (SAyDS), se dirigieron al lugar para investigar lo sucedido.

Hace menos de un año, en la misma localidad, se reportaron 10 cóndores muertos por haber ingerido carbofurán. "Es preocupante porque es por la misma zona. Hay que concientizar para el no uso de los cebos para ese fin. Ese carbofurán se utiliza para quitar malezas y el fin es agronómico", afirmó Amanda Manero, directora de Fauna del CAP de Santa Cruz, en diálogo con LA NACIÓN.

Tras el hallazgo, las instituciones participantes retiraron todos los cadáveres del lugar para sanear la zona y evitar futuros envenenamientos. Se completaron necropsias en las instalaciones del CAP Perito Moreno y, con el apoyo de Aerolíneas Argentinas, Ecoparque de Buenos Aires y Bioparque Temaikèn, se derivaron muestras para estudios toxicológicos a Buenos Aires, los que arrojaron como resultado que las aves habían muerto por la ingesta de carbofurán.

"Es muy grave lo que está pasando, las 100 muertes representan el 1,3% del total de la población. Es un ave que tiene una tasa de reproducción muy baja, recién cuando cumple 10 años está en condiciones de reproducirse, sólo dan un pichón cada dos o tres años", detalló a LA NACIÓN, la bióloga Rayén Estrada de la Fundación Bioandina Argentina. Ella viaja por el país distribuyendo kits de procedimientos para trabajar en la colección de muestras para hacer las necropsias de los animales muertos.

"Se usa un veneno terrible como el carbofurán para tratar de controlar el actuar depredador de grandes carnívoros como pumas, zorros o perros, pero con eso generan que muera cualquier ser vivo que se acerque", detalló Estrada quien estuvo en Perito Moreno durante el hallazgo de los cadáveres de cóndores. "No solo causan la muerte de especies carroñeras, encargadas de mantener la limpieza del ambiente, sino también contaminan el suelo, el agua y ponen en peligro todas las formas de vida, incluso la salud humana".

Una sustancia prohibida

En enero de este año, otro cóndor y varias rapaces murieron en Río Turbio por la misma razón, y hace un mes, el municipio de esa localidad declaró "emergencia medioambiental y sanitaria" por la muerte de más de sesenta perros envenenados en la ciudad. El mismo químico se utilizó en en Los Antiguos hace un mes y en solo un fin de semana aparecieron 200 perros envenenados por carbofurán.

A raíz de estos hechos, instituciones conservacionistas estatales y privadas insisten con la necesidad de generar leyes nacionales que garanticen la trazabilidad y la prescripción de los agroquímicos, así como reformas al Código Penal para castigar debidamente estos delitos ambientales. En 2018, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentario (Senasa) prohibió la elaboración, importación y fraccionamiento de cinco sustancias que se aplican como terapéuticos en semillas de suelo, entre ellas el carbofurán.

El carbofurán es la droga presente en la mandarina que comió la nena Rocío Pared en Corrientes que falleció hace dos años y en los cuerpos de los cóndores de Mendoza encontrados el año pasado. Por la muerte de los 34 cóndores en enero de 2018, el gobierno de Mendoza demandó, a través de la Fiscalía de Estado, por "acción por daño ambiental colectivo" a empresas privadas y a cuatro personas. Los cóndores muertos fueron encontrados en la zona de Los Molles, a 50 kilómetros de la localidad de Malargüe.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.