Satisfacción por el nuevo ministerio, pero dudas sobre su flamante titular