Se abrió al público la casa de Sabato, a 30 años de la Conadep

Personalidades de la política y la cultura confluyeron ayer en la inauguración
(0)
20 de septiembre de 2014  

La mayoría de las personalidades que ayer a la tarde se acercaron hasta la mítica casona de Santos Lugares, donde Ernesto Sabato vivió los últimos 60 años de su vida -y donde escribió la mayor parte de su obra literaria-, ya se habían encontrado, con el mismo espíritu de homenaje y emoción, la semana pasada en el Centro Cultural San Martín, cuando se abrió una muestra por los 30 años de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep). Estaban, por ejemplo, Graciela Fernández Meijide, Magdalena Ruiz Guiñazú, Ricardo Alfonsín, Leon Arslanian, Ricardo Gil Lavedra y Mario Sabato, recordando al escritor y al hombre que presidió aquel grupo de personas que recogió los testimonios que dieron origen al Nunca Más .

Tras el acto, se realizó un recorrido por el interior de la casa, remodelada y equipada con la ayuda del Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires; un circuito en buena parte autoguiado por el propio Ernesto, gracias a una serie de videos que permitieron a la familia cumplir el deseo de que, también como museo, ésta fuera una "casa viva". Ahora con las condiciones de seguridad garantizadas, pero todavía con dificultades económicas -hay un nuevo subsidio aprobado, pero atrapado en la burocracia-, finalmente, la casona quedará abierta al público. Los nietos del escritor recibirán a los visitantes los sábados, de 11 a 15, y los miércoles, de 10 a 14, en Saverio Langeri 3135, Santos Lugares (por contactos, casadesabato@gmail.com ).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.