Se agrava el conflicto en el subte y mantienen la amenaza de paro