Los diputados porteños, por caso, reducirán sus dietas entre un 20 y un 40 por ciento. Se agrava la crisis económica en la Ciudad