Se aparta el juez de la causa por el crimen de Ariel Malvino

El magistrado federal correntino se excusó de intervenir por la amistad con los padres de uno de los jóvenes sospechados
(0)
13 de febrero de 2006  • 11:08

CORRIENTES.- El juez federal de Corrientes Carlos Soto Dávila resolvió hoy excusarse de intervenir en la causa que investiga el crimen de Ariel Malvino, y argumentó razones de amistad con los padres de algunos de los jóvenes correntinos sospechados de participar en la muerte, informaron fuentes judiciales.

El magistrado resolvió excusarse ante la solicitud presentada la semana pasada de dos de los sospechosos, Francisco Méndez y Germán Braillard Poccard, quienes pidieron declarar voluntariamente ante él por el episodio ocurrido el 19 de enero pasado en la ciudad brasileña de Ferrugem.

Ricardo Harvey, abogado de Méndez y de Braillard Poccard, dijo hoy a la agencia Télam que sus clientes "se presentaron esta mañana en el juzgado Federal de Corrientes para notificarse de la resolución del magistrado".

Los jóvenes ingresaron al despacho del juez alrededor de las 10, y casi media hora más tarde se retiraron del lugar sin realizar declaraciones a la prensa.

Amistad. Según la resolución judicial, Dávila fundamentó su postura al afirmar que "las personas que protagonizan el escrito son familiares directos (hijos) de amigos, con quienes mantengo trato frecuente", por lo que consideró a esa situación como "una violencia moral de tal magnitud que podría comprometer mi imparcialidad".

Sorteo. La misma resolución dispone fijar para mañana a las 10 una audiencia de sorteo de los conjueces que fueron nombrados a principios de este año para ver quien continúa con el trámite de la presentación que se hizo el jueves pasado.

Según Harvey, "el juez se inhibió de continuar con el trámite de la presentación que Méndez y Poccard hicieron el jueves pasado, pero cuando un juez se inhibe en una causa, lo hace también para todos los demás sospechados que pueden llegar a estar implicados en la misma".

El abogado añadió que hasta el momento "ninguna documentación ha llegado desde Brasil y nosotros, junto al doctor José Licinio Scelzi, no hemos podido, ni siquiera en Cancillería de la Nación, certificar que esta causa esté iniciada".

"No descreemos de las noticias periodísticas pero, obviamente, tiene que haber un documento oficial que indique que se ha iniciado un sumario", indicó el letrado.

La defensa de Méndez y Poccard ahora esperará a que se realice el sorteo para ver quien continúa con el trámite y volverán a insistir con la presentación que hicieron la semana pasada.

Reconocimiento. En tanto, el abogado de la familia Malvino, Juan Carlos Dietze, aseguró hoy que un testigo reconoció por foto, ante la Justicia brasileña, a uno de los jóvenes correntinos sospechados de haber asesinado al joven argentino en Brasil.

El letrado dijo a la prensa que se le presentaron en Brasil al testigo en cuestión fotos de muchas personas y que de todas reconoció a la correspondiente al joven Eduardo Braun Billinghurst como el que aplastó con una roca el pecho de Malvino cuando ya estaba en el suelo, inconsciente y con convulsiones.

Agencias DyN y Télam

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.