Se multiplicaron las construcciones ilegales