Por defectos formales. Se pierden por día 500.000 raciones de alimentos aptos