Se pintaron de amarillo para reclamar por una vivienda

Fuente: LANACION.com - Crédito: Matías Aimar
Los vecinos de Villa Zavaleta piden a las autoridades que les cumplan la promesa de continuar las obras en el barrio; colgaron un cartel frente al asentamiento precario que dice: "Acá estamos"
(0)
20 de abril de 2011  • 19:28

A pesar de estar en plena Capital, a pocas cuadras de la cancha de Huracán, los vecinos de Villa Zavaleta dicen que se sienten olvidados del resto de la sociedad porteña.

La calle Iriarte separa las dos realidades del barrio: por un lado, se encuentran los vecinos que lograron un lugar en el nuevo complejo habitacional emplazado a un lado de esa calzada, y por el otro, quienes no llegaron a acceder y decidieron "pintarse de amarillo" para reclamar por una vivienda digna.

"Nos la habían prometido en dos años y ya pasaron cinco", resume Irene, de 70 años, una de las vecinas que sufre la precariedad de quienes viven frente al complejo y que con otra docena de vecinos pasó el día de ayer pintando los frentes de sus casas para protestar contra el olvido en el que aseguran los dejaron las autoridades.

Video

El Núcleo Habitacional Transitorio Zavaleta (NHT) era "un proyecto financiado por Nación y el Banco Ciudad. Pero tras la asunción de [Mauricio] Macri decide desfinanciarlo por lo que luego el gobierno nacional también se retira de la iniciativa", explica Nicolás Bassani, director de soportes de Zavaleteros, la ONG que respaldó la protesta.

La idea del resaltador en realidad surgió de una de las empresas que apoyó la intervención de Zavaleteros, la publicitaria Young & Rubicam, y se canalizó en el barrio a través de la ONG que la presentó en una asamblea de vecinos que la votó, convocada en el comedor de Neli.

Allí surgieron, además del reclamo de la vivienda, otras preocupaciones como la de la basura y la necesidad de mostrar que en el barrio no sólo se caracteriza por "el paco y la violencia". La protesta es para que "la gente y los medios sepan que Zavaleta está y existe y que acá también hay muchas cosas buenas. No es verdad que Zavaleta es del terror, acá también pasan cosas buenas", subraya Neli, responsable del comedor en donde se ofrecen almuerzos y meriendas a los más necesitados del barrio.

Norma tiene 48 años y tuvo la suerte de poder mudarse a uno de los nuevos dúplex. Pero está preocupada por la basura en el barrio: "Supuestamente, cuando se terminara la obra, el Ceamse (que está detrás de mi casa) se iba a tener que ir, pero sigue ahí. Encima ahora nos quieren traer la quema de Villa Soldati".

Norma cuenta que los vecinos se unieron ahora para luchar contra esas cosas. Y continúa Bassani: "Lo que queremos es provocar la adhesión de la gente para que se acerquen y conozcan el barrio. Que se sumen y dejemos de ser indiferentes a esta situación que necesita de toda la sociedad."

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.