Se sumó un obispo a la queja por la ruta 2