Semana Santa: se esperan viajes de corta distancia, consumo austero y una ola de turistas extranjeros

Según agencias y representantes del sector turístico, el fin de semana largo de Semana Santa estará determinado por turistas que consuman de forma austera y la llegada de viajeros provenientes del extranjero, principalmente desde Uruguay
Según agencias y representantes del sector turístico, el fin de semana largo de Semana Santa estará determinado por turistas que consuman de forma austera y la llegada de viajeros provenientes del extranjero, principalmente desde Uruguay Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi
Julia D'Arrisso
(0)
16 de abril de 2019  • 10:46

El fin de semana largo de Semana Santa es una de las ocasiones más esperadas por el sector turístico, ya que contiene cuatro días seguidos para poder viajar. Sin embargo, a diferencia de otros años, el factor común que determinará las elecciones de los turistas para esta oportunidad será uno: el bolsillo.

El receso se extenderá entre el jueves 18 de abril y el domingo 21, y las distintas agencias y representantes del sector relevados por LA NACION acordaron en algunas cuestiones: que los consumidores estarán atentos hasta último momento de aprovechar ocasiones promocionales, que los viajes serán traslados de corta distancia que no se extenderán más allá de los cuatro días previstos y que, también por conveniencia económica, se espera la llegada de turistas extranjeros, principalmente desde Uruguay y Brasil.

Gustavo Santos, el secretario de Turismo de la Nación, dijo a LA NACIÓN que se espera un crecimiento de la ocupación en destinos del litoral, Mendoza, Córdóba, el norte del país y la Ciudad de Buenos Aires. Reconoció que en el último año cambiaron los hábitos de los turistas argentinos, que modificaron sus elecciones producto del factor económico, a la vez que se incrementó la llegada de turistas extranjeros.

"Notamos un efecto sustitución. Hay gente que viajaba al exterior y ahora no está saliendo, es decir, hay una caída fuerte en el turismo emisivo, pero también hay un componente de extranjeros que terminan de armar esta masa crítica. En los primeros tres meses del año ingresaron 2.500.000 turistas extranjeros, que es un crecimiento del 7% en la comparación interanual", indicó.

Según explicó, estas "nuevas costumbres" se notaron a partir de los cambios en el mercado aerocomercial, que sustituyó otros modelos de transporte y amplió la variación de precios. Además, en relación con la cantidad de días que la gente permanecerá alojada, se observó un promedio de 3,2 o 3,3 noches por reserva contra las 3,6 que se percibieron en 2017. "Hay una tendencia a tomar pequeños hoteles con servicios especiales, complejos de cabañas, que no tienen nivel corporativo pero sí brindan opciones de calidad", continuó Santos.

"Estamos visualizando para el sábado un crecimiento de 3% en las reservas en la comparación con el 2017", manifestó el secretario de Turismo. Esta medición se realizó a partir de las reservas del sitio Booking en base a 64 localidades de distintas partes del país.

En sintonía, Aldo Elías, presidente de la Cámara Argentina de Turismo, explicó que, sorpresivamente, se detectaron altos niveles de ocupación en la antesala del fin de semana largo. En Salta se observó un 90%, en Córdoba un 70% promedio y destinos como Iguazú, Bariloche y Mendoza mantuvieron tendencias similares.

"Este año es un fin de semana largo tradicional, a diferencia del año pasado cuando tuvimos más días porque se juntó con el 2 de abril. Ahora se está viajando principalmente hacia los destinos cercanos", dijo y sostuvo: "Las plazas hoteleras se cubren en todas sus categorías, pero se ve un control más minucioso de los gastos y de lo que se elige en cuanto al destino y los servicios que se contratan. Creo que el turista va a abierto a la oferta inmediata, a lo que consigue en el momento".

En este sentido, ejemplificó que una de las grandes disyuntivas girará en torno al transporte, ya que consideró que, según la conveniencia, los turistas elegirán si viajar en auto o en avión. "Muchos viajan en avión porque se podían conseguir buenas tarifas", señaló. Otro de los dilemas estará en la elección de los alojamientos, la gastronomía y el entretenimiento.

Gustavo Hani, presidente de la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (FAEVyT), contó que muchas de las decisiones que toman los turistas en esta fecha se hacen "a último momento". "Hay mucha consulta por hoteles estas últimas semanas, pero la definición se está estirando", indicó.

Según expresó, "abril es un mes en que se necesita trabajar mucho" y por eso, las opciones que ofrecen desde el sector son variadas. Por eso, para atraer a los turistas, las tarifas de hoteles estarán, en su criterio, "por debajo de las del verano y en gastronomía casi en el mismo nivel".

Entre las estrategias de los viajeros que las empresas turísticas visualizan el consumo en cuotas para poder financiar sus viajes. Sebastián Mackinnon, gerente general de Argentina y Uruguay de Despegar, describió que "la gente esperó hasta último momento, más que nada por ver cómo fluctúan los precios. El consumidor busca, pero no define porque esperan a poder pagar las cuotas".

"El año pasado hubo más destinos internacionales como Miami, Cancún. Además, la gente se tomaba más días de semana santa y lo expandía, mientras que ahora hay destinos locales y se respetan a rajatabla los días. El ticket promedio sigue siendo muy bajo: cayó un 39% en dólares la tarifa promedio", comentó.

Sin embargo, Julián Gurfinkiel, socio fundador de Turismocity, advirtió que esta fecha sostiene una alta demanda y que si se espera hasta último momento se pagarán costos mayores. "Las búsquedas se vienen haciendo desde hace tres meses, principalmente desde que aparecieron las tarifas low cost en algunas aerolíneas y eventos promocionales. Con respecto al año pasado, hay un crecimiento en ventas de cabotaje en avión y muchas personas del interior viajan dentro del país. Además, vamos a ver una ola de uruguayos y brasileros", dijo.

Otro de los aspectos que destacaron en el sector es la afluencia de los turistas extranjeros, que llegarán principalmente desde Uruguay, pero también de Brasil y Chile. "Se dispararon las búsquedas a Buenos Aires porque los precios son muy buenos para ellos, sobre todo en gastronomía", explicaron en Turismocity.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.