Será juzgada una banda que robaba viviendas en la Capital

El grupo delictivo vivía en La Boca y cometía los delitos en los barrios de la zona norte
Gabriel Di Nicola
(0)
14 de diciembre de 2009  

El automóvil Peugeot 306, estacionado en La Pampa 5700, llamó la atención de policías de la comisaría 39a. No estaban equivocados. Su conductor, Fernando Garracino, hacía inteligencia de los movimientos de los residentes de dos departamentos situados a pocos metros del lugar. En un libreta había anotado: "7.30 salió la rubia del Twingo con la hija". "7.37 salió familiar del Escort [familia 4 personas]"; "7.40 volvió Twingo"; "7.55 se va rubia y viejo canoso en el Twingo ".

Era el 6 de mayo de 2008, día en que comenzó una investigación que terminó el 31 marzo pasado con el desbaratamiento de una banda de delincuentes que vivían en La Boca y robaban casas en el norte de la Capital y protagonizaba salideras bancarias, entre otros delitos.

En las últimas horas, el fiscal de Núñez-Saavedra, José María Campagnoli, firmó el requerimiento de elevación a juicio. Hay diez personas, entre ellas Garracino, acusadas de integrar una organización destinada a la comisión de delitos indeterminados, como actividad habitual y en forma organizada"; es decir, una asociación ilícita.

Una undécima persona será enjuiciada por el delito de tenencia de arma de uso civil condicional, en concurso real con encubrimiento por receptación ilícita.

"Se pudo detectar la participación de este grupo en robo a casas, reducción de mercadería espuria, salideras bancarias, robos, arrebatos, portación y tenencia de armas de fuego, distribución de municiones y armas de fuego", escribió el fiscal Campagnoli en el requerimiento de elevación a juicio, al que tuvo acceso LA NACION.

Modo de actuar

Según consta en la causa judicial, después de hacer "inteligencia", los ladrones robaban las casas en ausencia de los moradores.

Por ejemplo, en una casa de Rincón al 700, "los imputados se presentaron en el lugar a sabiendas de que sus ocupantes estaban de viaje e irrumpieron forzando las rejas de la ventana del balcón del primer piso del inmueble". Se robaron una importante colección de armas que estaban registradas a nombre del dueño de la casa, 600 pesos, dos teléfonos celulares y un título de propiedad de un automotor marca Alfa Romeo.

Otra casa robada está situada en Núñez al 2100. Ingresaron después de forzar la reja de la cocina. Se apoderaron de 1500 dólares, cuatro chequeras en blanco y otro título de un automóvil Peugeot 504.

Campagnoli y sus colaboradores hicieron la investigación junto con la División Unidad de Investigación Técnica del Delito de la Policía Federal, a cargo del comisario Néstor Roncaglia.

"Este grupo se mantuvo activo entre el 6 de mayo de 2008 y el 31 de marzo de 2009 inclusive. No se descarta la posibilidad de que esta organización haya funcionado desde una fecha anterior al 6 de mayo de 2008", según se sostuvo en la investigación.

Organización descubierta

El día que detuvieron al conductor del Peugeot 306, los oficiales de la Policía Federal secuestraron dos teléfonos celulares.

"Fue así como luego de incorporarse listados de teléfonos y concretarse la intervención de algunos abonados vinculados con Garracino, se logró descubrir a los integrantes de esta organización criminal, comprobar que intercambiaban roles según el caso, usaban indistintamente los teléfonos, armamento y vehículos de cualquiera de los integrantes", afirmó en su resolución Campagnoli.

Los imputados que irían a juicio, además de Garracino, son Leonardo García, Jonathan Vila, Gastón Salgaro, Carlos Gómez, Esteban Salazar Juárez, Alan Salazar Juárez, Hernán Rodríguez, Claudio Borda, Bernardo Mareco y Alejandro Oros, según informaron fuentes judiciales.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.