Siguen los pases de partido en la Legislatura

Ayer, Fernando Melillo abandonó la bancada de ARI; Beatriz Baltroc emigraría al kirchnerismo
Ángeles Castro
(0)
8 de julio de 2006  

La partida del dirigente Fernando Melillo del partido liderado por Elisa Carrió y de la presidencia del bloque de ARI en la Legislatura porteña, ocurrida ayer, volvió a modificar el mapa del Poder Legislativo de la ciudad, que, desde la asunción de 30 nuevos diputados en diciembre último e incluido el pase de Melillo a un monobloque, ya sufrió tres cambios.

Pero las metamorfosis no terminaron. En pocos días más, Beatriz Baltroc -que fue diputada por ARI y reelegida en 2003 por el Partido de la Revolución Democrática de Miguel Bonasso, que apoyaba a Aníbal Ibarra- dejaría su actual monobloque (Autonomía Popular).

La legisladora -que luego fue opositora del gobierno de Ibarra, aprobó su enjuiciamiento por Cromagnon y, al final, lo absolvió- recalaría pronto en la bancada del Frente para la Victoria, presidida por el hoy albertista Diego Kravetz, un viejo conocido de Baltroc de la época en la que ambos acompañaron al Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas.

Así lo confirmaron a LA NACION fuentes kirchneristas de la Capital y allegados a Baltroc. Sin embargo, al ser consultada, la diputada expresó: "Las negociaciones no están cerradas. No quiero hablar para no adelantarme".

Cuando en diciembre último ocurrió el recambio de la mitad de la Legislatura, el cuerpo quedó dividido en 17 bancadas, entre ellas, nueve unipersonales. Entonces, Pro -la alianza de centro de Mauricio Macri y Ricardo López Murphy- había logrado la primera minoría, con 22 escaños; el kirchnerismo, la segunda, con 13 diputados, y ARI, la tercera, con diez.

Completaban el esquema seis diputados de izquierda (entre ellos, Baltroc), tres independientes (Sandra Bergenfeld, María Eugenia Estenssoro y Mirta Onega), dos radicales, dos socialistas y dos ibarristas.

Desde entonces, Bergenfeld se sumó a las filas kirchneristas -había ganado su banca en 2003 por el macrismo- y Estenssoro, que había subido por la alianza entre Patricia Bullrich y López Murphy, se incorporó a ARI.

Ayer, por "profundas discrepancias" con Carrió, Melillo -ex PJ y ex Frepaso- abandonó las filas de ARI (de lo que se informa en la sección Política) y, por lo tanto, también dejó vacante la presidencia del bloque de ARI en la Legislatura porteña. Ahora, será dirigido por Fernando Cantero, uno de los primeros aristas.

Así, la Legislatura cuenta desde hoy con 16 bloques, de los cuales ocho son unipersonales. Los cambios no alteraron la relación entre las tres fuerzas mayoritarias. Tampoco lo harán si finalmente Baltroc emigra al Frente para la Victoria.

¿Para quién jugará Melillo desde su monobloque Convergencia? Algunas versiones especulan que lo hará para el kirchnerismo; otras, para el telermanismo. El respondió a LA NACION: "Si hablo de convergencia, tenderé a construir con los sectores de centroizquierda que tradicionalmente convergieron para oponerse a la derecha conservadora y muy reaccionaria que quiere utilizar la ciudad para proyectarse en el nivel nacional. Con Telerman, compartimos visiones generales de la ciudad y el país".

Textuales

Fernando Melillo

  • "Tenderé a construir con los sectores de centroizquierda que tradicionalmente convergieron para oponerse a la derecha conservadora."
  • Beatriz Baltroc

  • "Las negociaciones no están cerradas. No quiero hablar para no adelantarme. Tal vez la semana próxima haya alguna definición."
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Sociedad

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.