Siguen sin aparecer los US$ 750.000 del rescate

También buscan al resto de la banda
(0)
18 de mayo de 2003  

Ni los detectives de la Policía Federal ni los agentes de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE) que participan en la investigación del secuestro de Florencia, la hija de Francisco Macri, han logrado aún descubrir dónde están los 750.000 dólares que el empresario pagó por el rescate de la menor de sus herederas.

Tampoco hubo noticias, luego de que anteayer fueron detenidos dos presuntos partícipes del secuestro ocurrido el 29 de abril último en el barrio porteño de San Telmo, de otras dos personas consideradas partícipes del hecho y que se encuentran prófugas, admitieron fuentes de la investigación.

Ley antisecuestros

Mientras las brigadas del Departamento Delitos Complejos de la Policía Federal trabajaban en la calle para dar con el dinero pagado por los Macri y con los prófugos, la jueza federal porteña María Romilda Servini de Cubría dijo ayer a la prensa que deseaba ser convocada para exponer la semana próxima ante el Senado nacional sobre la necesidad de contar con una ley antisecuestros.

"Lo que proponemos no es un cambio en el Código de Procedimientos, sino la sanción de una ley antisecuestros, así como existe la ley de drogas", dijo Servini de Cubría.

Entre otros puntos, la magistrada -que apoya un proyecto de ley impulsado por el senador justicialista Jorge Yoma- indicó la conveniencia de que los jueces a cargo de un caso de secuestros tengan libertad para expandir su jurisdicción y no depender de exhortos librados a colegas para operar fuera de su área de acción. También, la posibilidad de que la policía esté facultada para interrogar a sospechosos cuando la víctima del secuestro aún se encuentra cautiva.

En cuanto a la legislación penal sobre el tema, la jueza considera que la tipificación de las distintas acciones vinculadas con la actividad de los secuestros debe ser revisada para incluir no sólo a los autores y partícipes del rapto, sino a aquellos que, con posterioridad, se ocupan de "lavar" el producto del pago de los rescates.

Servini de Cubría indagará mañana a los dos sospechosos detenidos anteayer por efectivos federales y de la SIDE: Martín Ricardo Zidar, de 32 años, ex empleado de Sevel, una de las empresas del grupo Macri, y Juan Pablo Butitta, de 25. Como informó LA NACION, el primero fue detenido cuando viajaba en un remise, en Morón, y el otro fue apresado en una casa del barrio porteño de Mataderos.

Para los detectives del caso, la voz de Zidar es la que se escucha en las conversaciones entre la banda de secuestradores y tres familiares directos de Florencia Macri. También se cree que es quien cobró el rescate, en el Club Hípico de Hurlingham. No se aclaró qué papel cumplió Butitta en el hecho.

Zidar

  • El vicepresidente del Club Atlético Boca Juniors, Gregorio Zidar, dijo ayer que no guarda relación de parentesco con Martín Zidar, uno de los detenidos acusados de participar del secuestro de Florencia Macri, hermana de Mauricio, su compañero en la conducción en el club xeneize. "No tengo parentesco familiar ni nada que se le parezca con este muchacho", afirmó el dirigente.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Sociedad

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.