Silvio Soldán negó ser integrante de una eventual asociación ilícita

Rechazó cargos por las estafas atribuidas a Giselle Rímolo
(0)
4 de diciembre de 2001  

(DyN).- El animador de radio y TV Silvio Soldán negó ayer haber tenido alguna vinculación con una eventual asociación ilícita presuntamente encabezada por su pareja, Giselle Rímolo, actualmente detenida por los cargos de estafas reiteradas y ejercicio ilegal de la medicina.

Soldán, procesado como partícipe secundario en esas estafas, aunque sin prisión preventiva, declaró ayer, durante más de una hora, ante el juez de instrucción Mariano Bergés, luego de ampliar la acusación inicial con la asociación ilícita y otras 18 presuntas estafas.

Asistido por el abogado Matías Cúneo Libarona, Soldán escuchó las nuevas imputaciones y respondió a todas las preguntas del juez y del fiscal Martín Niklison.

Sistemáticamente, el conductor rechazó cada acusación e insistió en que no conocía a los denunciantes ni los hechos por los que presentaron sus causas judiciales.

Vinculado por un aviso

En ese sentido, repitió -tal como lo había hecho en su declaración anterior- que su única vinculación con la causa está relacionada con un aviso publicitario sobre la clínica que dirigía Rímolo y que se difundía por su programa de radio.

Fuentes consultadas por DyN sostuvieron que "la situación de Soldán es la misma que en la primera indagatoria", por lo que dijeron que podría ser procesado también por los nuevos hechos y como "integrante" de la asociación ilícita.

En ese caso, Soldán seguiría en libertad, ya que para la asociación ilícita se prevé un mínimo de tres años de prisión y, por lo tanto, es excarcelable. Bergés tiene ahora diez días para resolver esa situación.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.