Sin control, podan árboles para instalar carteles

Los vecinos dicen que el gobierno ni la policía toman medidas
(0)
26 de enero de 2008  

La zona de Las Cañitas, como otros muchos lugares de Palermo donde la actividad gastronómica e inmobiliaria crece en forma incesante, elegida por porteños y turistas precisamente por sus frondosas arboledas y apacibles calles cortadas, corren riesgo de perder su encanto debido a la poda ilegal para instalar carteles de publicidad de grandes dimensiones y profusa iluminación.

En la madrugada de ayer, por ejemplo, se podó sin permiso un árbol situado en la esquina de Báez y Arguibel. Allí funciona el restaurante Novecento, sobre cuya terraza se pretende instalar uno de esas estructuras de publicidad callejera.

Este es uno de los tantos casos de podas ilegales que se registraron en los últimos meses en la zona, que ya cuenta con varias de esos enormes carteles lumínicos que, por otra parte, lejos aparecen de querer contribuir con el ahorro de energía que reclama el gobierno nacional.

María Teresa Isasi, coordinadora de Arbolado Urbano de la Ciudad, dijo a LA NACION: "El problema de la poda ilegal es muy frecuente, no sólo en Palermo, sino también en Belgrano". Daniel Purgat, de 32 años, encargado de Novecento, se defendió: "Nosotros no lo podamos. Cuando abrimos el restaurante, a las 6, las ramas ya estaban apiladas en la vereda. Nosotros le alquilamos la terraza del restaurante a la empresa Sarmiento Publicidad. Quizá lo podaron ellos". Ayer LA NACION no logró comunicarse con esa firma.

Mauricio Berardi, vecino de Las Cañitas, relató: "Hoy a la mañana [por ayer] vi que habían podado el árbol. Llamé al Centro Unico de Denuncias de la Ciudad y ahí me dijeron que no me podían tomar la denuncia, que tenía que llamar a la policía. En la comisaría 31a. me dijeron que llamara a la ciudad... ¿Nadie se hace cargo de la tala ilegal de árboles?", se preguntó.

Isasi indicó que los vecinos deben hacer la denuncia en la comisaría, para que los uniformados puedan "atrapar a los infractores en acción. La policía tiene la obligación de tomar nota de las denuncias", insistió Isasi. Sin embargo, LA NACION llamó ayer a esa sede policial donde respondieron que no podían hacerlo, que la poda ilegal debe denunciarse en el gobierno de la ciudad.

Luis Ortelli, de 28 años, y Juan Cuello, de 38, se quejaron por la poda ilegal de árboles en el barrio. "Cada vez que se construye un edificio se los arranca de las veredas para construir las cocheras", dijo Cuello.

Finalmente, Isasi aseguró que un inspector de la Dirección General de Espacios Verdes realizó ayer la denuncia en la Comisaría 31a. y que presentó las fotos del árbol podado. Y explicó: "En general, las condenas se reducen a realizar tareas comunitarias".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.