Sin fiebre, Sandro mostró signos de recuperación

Bebió ayer agua por su cuenta y miró TV; fiel apoyo de su fans
(0)
14 de diciembre de 2009  

MENDOZA.- Pese a que su salud sigue bajo la amenaza de una peligrosa infección, Sandro no se da por vencido y muestra una entereza que los médicos valoran y despierta un nuevo motivo de admiración de sus "nenas", celosas vigías de su posoperatorio.

Veinticuatro horas después de que entrara en estado crítico por la presencia de un germen que debilitó la función respiratoria, ayer renació la esperanza de una mejor calidad de vida para el cantante, de 64 años, gracias a que desapareció la fiebre, se le abrió el apetito y mostró una leve tendencia hacia la recuperación.

Esos datos alentadores fueron celebrados por las seguidoras del cantante, que alertadas por las noticias de la recaída del sábado último concurrieron al hospital en mayor número.

"Continúa en una fase crítica y en un cuadro de riesgo de vida, pero con una tendencia leve y progresiva a la estabilización y a una mejoría", sostuvo ayer el doctor, Miguel Nicolás, y agregó que el cantante presenta progresos que los profesionales no esperaban.

El médico de cabecera del cantante, Sergio Perrone, enumeró como señales de progreso que Sandro hubiera pedido beber agua y usado el control remoto para ver televisión.

Señaló que son indicios de que "está un poquito mejor; de lo contrario, no tendría ganas ni de hablar".

Apoyo de seguidoras

"Doctor, dígale a Sandro que lo amamos", le gritó Rosario Kermen, una de las fanáticas del cantante, cuando el médico concluyó ayer su informe en la puerta del Hospital Italiano, cuyo frente está cubierto de afiches, fotos y mensajes con buenos augurios de recuperación para el artista.

La mujer relató a LA NACION: "Lloré mucho después de que me enteré de que había empeorado, pero ahora los médicos me tranquilizaron. Sandro tiene que irse bien de Mendoza gracias a la fuerza de Dios y de los médicos".

Por su lado, Carolina Narváez, dijo: "Vengo todos los días y no lo dejo de apoyar. Deseo que salga caminando del hospital, aunque no vuelva a cantar".

Después de los sobresaltos del sábado último, Sandro se encontraba ayer "estable, consciente, comunicativo y activo", según se informó en el parte médico que firmaron los doctores Sergio Perrone y Claudio Burgos.

Pese a que un cuadro infeccioso sigue acechando su sistema respiratorio, el paciente reanudó lentamente la actividad kinesiológica, cuyo objetivo es que mejore su contextura torácica a fin de que pueda respirar de manera independiente.

Sandro sigue en terapia intensiva con respirador artificial, al que está conectado por medio de la tráquea en lugar de la boca, cambio que le permitiría comer alimentos sólidos. Esta intervención no afectó su voz, porque los médicos aclararon que la incisión para el ingreso del tubo se había realizado por debajo de las cuerdas vocales.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.