Solá: hay policías sin convicción para combatir el delito

Rechazó quejas por falta de equipamiento
Pablo Morosi
(0)
3 de mayo de 2003  

LA PLATA.- El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Felipe Solá, cuestionó ayer duramente a los policías que alegan no tener elementos para combatir el delito. "Les falta convicción", aseguró, y consideró que habría que "erradicarlos", aunque en diálogo con el cronista usó palabras mucho más duras.

Lo dijo ante buena parte de los integrantes de la cúpula de la policía bonaerense, durante un acto realizado en esta ciudad, en el que anunció la creación de un hospital policial y entregó 150 nuevos patrulleros.

"No quiero más que los policías pongan como excusa la falta de elementos para intervenir ante un delito. El que hace eso es porque no tiene convicción", sostuvo Solá, acompañado por el ministro de Seguridad provincial, Juan Pablo Cafiero.

Y agregó: "Si no se tiene convicción, no hay equipamientos, ni nafta, ni autos, ni chalecos antibalas, ni armas que vayan a reemplazar esa convicción; nadie es mejor policía porque está mejor equipado".

Al cabo del acto, el gobernador fue más allá y, al ser consultado por LA NACION, señaló: "Esto es muy habitual (por las excusas policiales por falta de elementos). Al comisario (que dice eso) lo que le falta son las cositas que hay que tener abajo" (sic).

"Por ahí -prosiguió en la misma línea- dice algo que es cierto y es que no tiene nafta. Pero un tipo que muerde, que es un sabueso, va en el auto del denunciante, le pide nafta al de al lado; no sé, le expropia el auto a alguien y lo sigue en el auto de quien sea. No se queda quieto en su escritorio frente a un hecho grave. Si se queda quieto en su escritorio no es un policía, es un burócrata de mierda (sic) que hay que erradicar", aseveró.

-¿Usted dice que hay policías que no ponen garra?- preguntó un cronista.

- Yo digo que hay policías con garra y otros sin garra. El que la tiene actúa con equipo y sin equipo. Si tiene equipo, lo hace más eficiente y más digno. El otro puede tener el mejor equipo... que si no tiene lo que hay que tener.

Paradójicamente, Solá había comenzado su alocución en el acto con un fuerte respaldo a la policía: "Como gobernador, apoyo a la policía de la provincia de Buenos Aires y la apoyo no sólo con palabras, la apoyo presupuestariamente".

Seguidamente dijo que, así como "el gobierno no puede desentenderse del equipamiento de su policía y no le puede pedir milagros a una fuerza que está mal equipada, de la misma manera le exigimos a un policía, sobre todo a un oficial o a un alto jefe, que nunca más dé como excusa al denunciante que no tiene nafta o que no tiene auto, o que no tiene algo, porque lo que no tiene, en ese caso, es convicción".

Fuentes cercanas a Solá indicaron que el mandatario provincial preparó el terreno para el cuestionamiento, cansado de los planteos policiales por falta de elementos.

Malestar por el reproche

Ayer, la mayoría de los jefes de la institución presentes en la ceremonia prefirió no responder a los dichos del mandatario provincial. Sin embargo, en reserva, varios manifestaron su malestar por semejante reproche.

"Hay gente que está muriendo todos los días por poner el cuero en la calle, que está más violenta que nunca, y el gobernador nos viene a cuestionar de semejante manera", se indignó un jefe policial del conurbano.

Uno de los pocos que hablaron con la prensa fue Claudio Smith, director de Operaciones Estratégicas, quien avaló las palabras de Solá. "Yo coincido totalmente con la filosofía que expresó el gobernador; nosotros tenemos que cumplir nuestro rol con los medios que tenemos a mano".

Por su parte, Cafiero indicó que la lucha contra la delincuencia "es peor que la guerra, ya que mientras en la guerra los contrincantes se identifican con uniformes, en ésta (la lucha contra la delincuencia) los delincuentes se confunden con la ropa y la cosmética del ciudadano común".

Cafiero, que reclamó que "los poderes del Estado se pongan la misma camiseta para enfrentar el delito", reiteró su compromiso de "renovar totalmente el parque automotor" de la policía. Durante este año se entregarán 1000 vehículos y en los próximos cuatro se adquirirán 4000 coches nuevos.

El hospital anunciado se llamará San Miguel Arcángel y se construirá en un predio cedido por el Ministerio de Salud bonaerense, donde funcionaba el Hospital Naval, en Ensenada. Contará con salas para la estabilización de heridos, áreas de diagnóstico y laboratorio, además de un helipuerto.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.