Sus colegas porteños, de acuerdo