Talentos en un país que no hace apuestas a la ciencia