También perros y mascotas se ven afectados por la pirotecnia