Terminan la ampliación de la ruta 2

Con los nuevos carriles se evitarán los embotellamientos que se producían en vacaciones y en los fines de semana largos
(0)
18 de diciembre de 2001  

MAR DEL PLATA.- Llegar a esta ciudad por la ruta 2 será más rápido que nunca a partir de este verano: antes de fines de año quedarán habilitados los últimos nueve kilómetros de doble calzada y así la autopista estará definitivamente concluida.

Tras algunos tropiezos legales y burocráticos, más los inconvenientes que han generado las lluvias durante los últimos meses, las obras terminarán en los próximos días, según coincidieron funcionarios provinciales y fuentes de Covisur, la empresa concesionaria de la Autovía 2.

Las tareas más urgentes se centran actualmente en una rotonda emplazada en el acceso al aeropuerto local, a los efectos de lograr un normal tránsito de los viajeros sin alterar la operatoria habitual de los vehículos que entran y salen de la estación aérea.

Desde hace casi dos años la autopista está habilitada hasta el kilómetro 395. En los restantes aparece la calzada original, por la que se circula en uno y otro sentido; este tramo genera terribles embotellamientos durante el intenso tránsito que se genera en épocas de vacaciones y fines de semana largos.

Tanto en el Ministerio de Obras y Servicios Públicos (MOSP) bonaerense como en Covisur no pueden confirmar con precisión qué día se habilitará al tránsito vehicular el segmento que ahora está en obra.

Antes de fin de año

"La fecha exacta de inauguración todavía no está, pero sí aseguramos que será antes de fines de año", señaló a LA NACION el subgerente de Concesiones Viales de la cartera provincial, ingeniero Daniel Hourcouripé.

Los trabajos comenzaron tras el último verano y se creía que estarían listas entre cuatro y seis meses después. Sin embargo, los problemas se fueron sucediendo uno tras otro. Alguno de ellos verdaderamente increíbles, como el caso del puesto de venta de choripanes con el que chocaba el nuevo trazado de la autopista.

El propietario de esta parrilla al paso había logrado un amparo judicial que durante tres meses frenó la obra vial a la altura del kilómetro 398. La contracara fue una estación de servicio situada a metros de este puesto, cuyo dueño se comprometió y cumplió con el reacomodamiento de surtidores que también coincidían con el nuevo diseño de la ruta.

Finalmente se llegó a un acuerdo con el comerciante y la cinta asfáltica avanzó hasta llegar al aeropuerto Brigadier De la Colina, de esta ciudad. Allí, la Fuerza Aérea Argentina tuvo que cumplir una serie de trámites para ceder parte de sus tierras destinadas a la rotonda que oficiará como distribuidora del tránsito.

"Nos llevó un tiempo importante hasta que finalmente firmamos el convenio", explicó Hourcouripé sobre el nuevo escollo.

De aquí en más, las posibles limitaciones ya no dependen ni de funcionarios ni de la empresa concesionaria. El clima y su buen comportamiento serán esenciales para que la obra quede concluida en las próximas tres semanas.

"La idea es tener todo listo antes de las fiestas y lo único que podría impedirlo es que se reiteren lluvias como las que tanto nos han complicado estos meses", afirmó Joaquín Lobos, vocero de Covisur.

Con la obra terminada, los viajeros que vengan desde la Capital llegarán a esta ciudad en menos de cuatro horas y sin contratiempos, aun en los días de más intenso tránsito. Si esta primavera pasada por agua lo permite, el debut será inminente.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.