Trabajan para construir una comunidad sustentable

A través de la educación ambiental en escuelas, la Asociación Amigos de la Patagonia impulsa el cuidado de la tierra y los recursos
María Ayuso
(0)
23 de febrero de 2015  

Marita Albornoz define a San Martín de los Andes como su "Hogar" (así, con mayúscula). Nacida y criada en esa ciudad a orillas del lago Lacar, cuenta cómo su abuela Juana cruzó en 1903 la frontera a pie desde Chile: hija de una madre araucana y un padre europeo, llegó con su familia hasta ese imponente enclave cordillerano para ya no marcharse. "Cuando era chiquita, íbamos juntas a buscar hongos a los bosques de pinos", recuerda Marita. "A mí me costaba mucho encontrarlos, porque el camuflaje es impresionante. Entonces, le preguntaba a mi abuela: «¿Cómo hacés vos para verlos?». Ella me decía: «Pedile permiso a la tierra y la tierra te los va a mostrar». Es un contacto tan íntimo -casi secreto- el que tenemos con el lugar donde estamos que hay que vivirlo para creerlo."

Fue esa comunión con el terruño que acogió a su abuela y bisabuelos cuando albergaba apenas un puñado de casas dispersas entre la espesura verde del paisaje lo que generó en Marita un poderoso espíritu de compromiso. En 2006, esta docente fue invitada a participar de una de las capacitaciones que la Asociación Amigos de la Patagonia (AAP) brinda como representante del Proyecto WT (Water Education for Teachers) en la Argentina. Impulsado por la Unesco y el Programa Hidrológico Internacional - y declarado de interés por el Ministerio de Educación de la Nación-, busca fortalecer la conciencia y el conocimiento sobre los recursos hídricos y su manejo adecuado. "A través de tres ejes (reconociendo el agua; agua, vida y salud, y gestión del recurso), nos formaron sobre cómo transmitir a nuestros alumnos, mediante el juego, la importancia de los cursos de agua dulce y cómo cuidarlos. Yo sentía que estaba en lo mío". A partir de ese momento, Marita (y, junto con ella, toda su familia) se sumó como voluntaria.

La AAP fue fundada en 1999 en San Martín de los Andes por un grupo de vecinos preocupados por el legado ambiental que estaban dejando a sus hijos y nietos. El objetivo era contribuir en la difusión de las problemáticas que enfrenta el medio ambiente y concientizar sobre la necesidad de cuidarlo. Con la creencia de que la educación representa el medio más eficaz para lograr individuos mejor capacitados en enfrentar y prevenir problemas ambientales, pusieron manos a la obra en la construcción de una comunidad sustentable. "Vivimos en un sitio absolutamente privilegiado: si no lo cuidamos nosotros no podemos pretender que el visitante lo haga", sostiene Marita.

Sebastián Homps, director ejecutivo de AAP, explica: "Nuestra misión fundamental es la educación ambiental no sólo en la Patagonia, sino en todo el país". Para esto, se realiza un trabajo en escuelas a través de talleres brindados de forma gratuita, como los del Proyecto Wet (del cual ya participaron más de 23.000 educadores en Buenos Aires, Mendoza y Santa Cruz, entre otras provincias) y la Certificación Lazo Verde de Responsabilidad Ambiental (CLV). En 2014, se sumaron 41 escuelas y cerca de 10.000 alumnos del Valle de Uco, en Mendoza, y de Moreno, Buenos Aires.

Por otro lado, en San Martín de los Andes la labor de AAP hace hincapié en los llamados "ecopuestos", coordinados por Marita. Durante la temporada de verano, se ubican a la vera de los caminos de acceso al lago Lolog, y, desde el año pasado, en ocho centros dentro del Parque Nacional Lanín. Allí, los brigadistas -jóvenes voluntarios a quienes Marita llama "héroes del verano"- reciben a los visitantes. Junto con un folleto informativo (con el lema "Ayudanos a cuidar este maravilloso lugar: ¡no dejes residuos!"), y además de brindar orientación, les entregan una bolsa de papel reciclado para que coloquen la basura.

Para seguir creciendo, AAP necesita del compromiso de organismos, particulares y empresas. Para colaborar, llamar al (011) 4322-4884 o escribir a info@aapatagonia.org.ar. Más información: www.aapatagonia.org.ar.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.