Tras el mensaje del Papa, fieles de todo el país se sumaron a la vigilia por la crisis en Siria

Peregrinos respondieron al pedido del Sumo Pontífice y rezaron por la paz en Medio Oriente; en la Catedral de Buenos Aires, el monseñor Mario Poli presidió la misa central
(0)
8 de septiembre de 2013  • 01:37

Tras el mensaje del papa Francisco, que ayer presidió en la Plaza San Pedro una multitudinaria vigilia por la paz en Siria, fieles de toda la Argentina se sumaron a la convocatoria del Sumo Pontífice y rezaron por la pacificación en Medio Oriente, en el marco de la jornada mundial de oración.

En la Catedral de Buenos Aires, el sucesor de Francisco, monseñor Mario Poli, ofició la misa central por la reconciliación a la que asistieron cientos de fieles. En diferentes iglesias del país, hubo oraciones por la pacificación en Siria. Algunas diócesis se unieron al pedido de Francisco, a través de procesiones en las calles y el rezo familiar y comunitario de la plegaria de San Francisco de Asís.

En medio de una posible intervención militar en Siria, prevista por los Estados Unidos y Francia, el Papa rechazó la posibilidad de un conflicto armado y consideró que de concretarse empeorará la masacre. "La violencia de la guerra tiene un lenguaje de la muerte", clamó. Y en esa línea aseguró que la paz "es posible para todos".

Frente a ello, organizaciones civiles y de defensa de los derechos humanos se manifestaron por la paz en Siria en plazas e iglesias del país bajo la consigna "Argentinos por la paz, basta de guerra en el mundo". En ese marco, Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz, participó junto a sacerdotes católicos y representantes de otras religiones de un breve acto ecuménico en Plaza de Mayo en el que oraron cada uno en su credo y repartieron pan como símbolo de paz entre alrededor de un centenar de asistentes.

También se realizaron rezos en el santuario de San Cayetano, en el barrio porteño de Liniers, en donde los habituales feligreses de esa parroquia y los peregrinos se sumaron a la jornada de oración. Lo mismo ocurrió en la Comunidad de San Egidio, del barrio porteño de Palermo, que se unió a la intención del pontífice con una oración ecuménica en la parroquia San Ildefonso.

Por otra parte, en la provincia de Santa Fe, el arzobispo José María Arancedo dispuso que se organicen momentos de oración, tal como lo pidió el papa Francisco, y recordó que "la humanidad tienen necesidad de ver gestos de paz". En tanto, en Corrientes, el arzobispo Andrés Stanovnik llamó a las comunidades a unirse en el ayuno y la oración, en espíritu de penitencia, para invocar a Dios la paz en Siria. "Encomendamos el desarrollo de esta jornada, a nuestra Madre, María Reina de la Paz, para que interceda ante Dios, por el preciado don de la paz entre las naciones", señaló Stanovnik.

Las jornadas de oración por la paz en Siria continuarán hoy en todas las iglesias católicas del país en donde se harán plegarias por la paz en Siria durante las misas dominicales en atención al pedido del papa Francisco.

Agencias: AFP y Télam

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.