Tucumán: un hombre rescató a una beba del interior de una boca de tormenta

(0)
13 de agosto de 2018  • 15:19

Todo ocurrió en segundos. Quizás si Blas Carabajal (31) no hubiese reaccionado a tiempo, la noticia sería muy distinta. Afortunadamente, la historia tuvo un final feliz. Este trabajador independiente de Alto Verde, Tucumán, se convirtió en héroe luego de rescatar a una beba de dos meses que cayó en una boca tormenta de la terminal de Concepción.

La desesperante situación sucedió ayer a la tarde. El joven, que había ido a buscar a un amigo a la nueva estación de ómnibus, no se imaginó cómo terminaría su día. "Estaba esperando a un amigo en la terminal cuando escucho a una familia que gritaba desesperada. Me acerco pensando que era un accidente de tránsito porque había una bicicleta tirada, pero cuando llego veo que la madre y el padre gritaban: 'mi bebé, mi bebé'. Entonces fue cuando supe que la niñita estaba en la boca tormenta, llorando", relató al medio La Gaceta.

Blas no dudó y ayudó a los padres de la niña de dos meses, que estaban totalmente shockeados. Decidió ingresar por un desagüe para salvar a la pequeña, sin pensar en los peligros.

Crédito: Facebook

"Lo primero que intenté hacer es sacarla por el lugar que había entrado, que era de 20 a 30 centímetros, pero no pude porque era muy estrecho. Entonces, junto con otro hombre que había llegado, vimos que a 30 metros estaba el canal más grande y que se podía ingresar. Logramos trepar y meternos por parte del túnel, pero únicamente arrodillados porque era muy estrecho", dijo Blas.

Como su celular no tenía linterna y el lugar estaba muy oscuro, el joven puso a grabar su teléfono para alumbrar el camino. "Había muchos escombros, pero tuve miedo por las arañas o alacranes. De todos modos, me seguí metiendo, iluminando como podía, hasta llegar a la bebé que lloraba muchísimo", recordó.

"Cuando llego, la levanto, la toco y veo que había caído sobre las piedras. La reviso y no estaba lastimada, entonces atiné a sacarla por el mismo lugar que había caído", siguió.

En su cuenta personal de Facebook, cientos de personas lo felicitaron por su heroica acción tras contar lo sucedido. "Creo que cualquier persona hubiera hecho lo mismo. A mí Dios me puso en el lugar y en el momento indicado", reflexionó Blas.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.