Un astillero simbólico

(0)
19 de diciembre de 2009  • 18:42

PUNTA ALVEAR, Santa Fe.- La industria naval es un sector golpeado. Y polémico. Fue sujeto de anuncios de primer nivel político, que no prosperaron y tiene un pasado que muchos prefieren olvidar y otros añoran.

La inauguración de un nuevo astillero, con una línea de producción integral que recibe bobinas de acero por una puerta y bota una barcaza fluvial por la otra más que una noticia es un símbolo. Una señal privada a la planificación política.

La obra que la compañía naviera Ultrapetrol inauguró oficialmente el martes último en Punta Alvear, Santa Fe, a kilómetros de Rosario, apunta a modernizar la flota que navega la hidrovía, y a captar las cargas sojeras de Paraguay, Bolivia y del sur de Brasil, así como el creciente mineral de hierro brasileño con destino final a China.

En su discurso, el presidente y director ejecutivo de Ultrapetrol, Felipe Menéndez Ross, destacó que el nuevo astillero "es un importante eslabón dentro de un proyecto global que apuesta a transformar todo el sistema de transporte de la hidrovía Paraná-Paraguay".

Lo escuchaban en el estrado el subsecretario de Puertos y Vías Navegables, Ricardo Luján (única autoridad nacional presente, junto con el prefecto general naval Oscar Arce); la vicegobernadora Griselda Tessio y el ministro de Gobierno Antonio Bonfatti.

"La hidrovía recorre más de 4000 kilómetros y sirve a 5 países. Esta vía que une la riqueza productiva de la región con el mundo y ha sido ignorada por décadas, es una formidable autopista que atraviesa el corazón de nuestra riqueza agrícola, petrolera, forestal, minera e industrial, permitiendo el transporte de productos masivos a bajos costos sobre largas distancias", indicó Menéndez Ross.

Lea la nota completa mañana en LA NACION

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.