Un concierto a metros del mar

Leo García, con la Sinfónica Nacional, en La Morocha
(0)
6 de enero de 2007  

MAR DEL PLATA (De un enviado especial).- La Morocha es el balneario que se distingue de sus vecinos por su propuesta, claramente orientada a las expresiones artísticas y en diversas direcciones estéticas. Ayer, la música tuvo su momento exclusivo: la presentación de Leo García con músicos de la Orquesta Sinfónica Nacional.

Lo que inicialmente parecía un cruce más bien osado y bastante impredecible, resultó un momento de lo más placentero, a pocos metros del mar y con un sonido excelente. El único que no acompañó el ecléctico encuentro fue el clima. La tarde fue demasiado fría y seguramente acobardó a mucho público.

Fue un momento íntimo desde antes de comenzar el show. Los músicos de la Sinfónica subieron a escena antes de la hora anunciada, porque tenían que probar sonido, y tras cada fragmento de las piezas que ejecutaban se ganaban el aplauso del público, mayoritariamente joven.

Luego, en continuado, con dos conciertos para oboe y un fragmento de Las Cuatro Estaciones, todas obras de Vivaldi, se marcó el inicio del show. Inmediatamente después subió Leo García, emocionado por "cumplir este viejo sueño", según sus palabras.

Abrió la presentación con Renacer, e inmediatamente dio la sensación de que éste es un formato con el que las canciones de García se enriquecen notablemente. Como para confirmar esa muy buena idea, siguió con Alguien, Madre escúchame (el clásico de Litto Nebbia), Morrissey, No me arrepiento (de Gilda) y una versión de Seguir viviendo sin tu amor, de Spinetta, entre otros.

Seguramente, el buen cruce artístico va a generar algún otro encuentro.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.