Un conflicto que se resuelve con justicia

Adrian Dall'Asta
(0)
16 de agosto de 2013  

Lo primero que se ve al conocerse un hecho de esta magnitud es que hay un escenario de una violencia social enorme en la Argentina, que ya no discrimina ni a débiles ni a fuertes. Es la violencia por la violencia misma: al que es distinto lo agredo simplemente por ser distinto.

Los colegios son escenarios sociales donde se replica lo que se ve a diario. Por un lado, tenemos fenómenos de violencia y, por el otro, las tendencias, que por analizarlas y entenderlas una y otra vez, casi sin querer, las terminan poniendo de moda, tal como es el caso de bullying : a veces a cualquier caso de agresión lo convierten en bullying , cuando no siempre es así.

A esto hay que sumarle el fenómeno de la masividad y la gratuidad que brindan las redes sociales, en particular el caso de YouTube. Pero ahí, justamente, lejos de ver algo criticable o negativo, veo un escenario de oportunidad, donde los chicos lo que hacen es pedir ayuda a los adultos. Adultos que sólo se dan cuenta de este tipo de violencia cuando empieza a ser masiva. Parece que la violencia que tienen a la vista no es suficiente y que sólo empieza a tomar entidad cuando pasa a través de los medios.

Y, lejos de una condena hacia los chicos que lo viralizaron, lo que observo es un pedido de ayuda por parte de ellos.

La idea central es que hay un hecho muy concreto que requiere una sanción, pero respecto del cual existe otra dimensión del fenómeno que si no lo atendemos a tiempo no solamente va a crecer, sino que va a cobrar víctimas todos los días. La pregunta es: ¿hace cuánto le vienen pegando a este chico?

¿Cómo se aborda? Ésta es una problemática que hay que trabajar desde la familia, dialogando con claridad y sin ser permisivos ante hechos de esta naturaleza. Y que cuando las familias pidan una sanción, el colegio debe actuar. Pero, a la vez, ese colegio tiene que estar respaldado por el Estado. De lo contrario, lo que se obtiene es una cadena de impunidad.

En definitiva, éstos son hechos que no se resuelven con reflexión colectiva, sino con justicia.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.