Un caso insólito. Un funcionario que viola la ley