Un hombre conocido y temido

Según un juez, "era un importante capitalista de juego"
(0)
21 de mayo de 2003  

El padre de Facundo, Roberto Laffont, también llamado por su apodo, El Lujanero, no es una persona desconocida para los vecinos y comerciantes de Luján.

Antes de responder las consultas de LA NACION, todos los vecinos solicitaron que se mantuvieran en reserva sus identidades, debido al temor que les provoca el poder que aseguran que posee Laffont.

Todos coinciden en que Laffont no sólo estaría al frente de una agencia de apuestas hípicas en la ciudad.

No son pocos los que afirman que manejaría dinero del juego clandestino, no solamente de las carreras sino también de la quiniela.

Cabe recordar que Laffont estuvo detenido por la investigación que llevó adelante, entre septiembre y octubre de 1998, el juez platense César Melazo, por presunta defraudación al fisco a partir del juego clandestino.

Tras quedar en libertad, según comentan los vecinos, Laffont habría abierto negocios legales en Luján y en otras localidades del oeste del conurbano. Agregaron que tendría intereses económicos en los locales bailables Khalahari y Bangladesh, y en la agencia hípica y confitería Luján Jockey Club, aunque en ese comercio negaron a LA NACION tal afirmación.

"Un peso pesado"

"Todos saben que es un peso pesado. Sin equivocarme, puedo decir que es uno de los mayores capitalistas del juego clandestino de las apuestas hípicas de la provincia de Buenos Aires", aseguró un reconocido vecino de Luján.

Un jefe policial, que prefirió no dar su nombre para no entorpecer las investigaciones, afirmó: "Todos conocen quién es Laffont. Pero no vamos a hacer declaraciones oficiales porque tenemos respeto y sabemos que está en juego la vida de un chico".

Melazo dijo que no está facultado para conjeturar las razones que pueden haber motivado el secuestro del hijo de Roberto Laffont.

Además, el magistrado prefirió no hacer conjeturas sobre el móvil del secuestro y recordó que el 11 de septiembre de 1998 procesó a Laffont por presunta defraudación a la administración pública y afirmó que "era uno de los capitalistas de juego más grandes de la provincia".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.