Un manual para conocer los derechos del consumidor

El ente regulador porteño editó un libro en el que se recopilan los puntos más importantes de los pliegos de licitación de los servicios públicos
Ricardo Quesada
(0)
27 de mayo de 2003  • 00:10

¿Sabía usted que los días de lluvia tiene derecho a ascender y descender del colectivo en todas las esquinas? ¿Y que los alumnos del ciclo obligatorio pueden viajar gratis en subte durante el período lectivo?

Estos y otros derechos de los usuarios fueron compilados por el Ente Unico Regulador de los Servicios Públicos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Ente de la Ciudad) en el Manual del Usuario.

"La información es poder. Entonces si la información llega al ciudadano, éste es el que tiene el poder. Por este motivo decidimos resumir los derechos de los usuarios, de modo que las empresas cumplan con sus obligaciones", dijo a LA NACION LINE José Luis Di Lorenzo, uno de los cuatro directores del organismo.

Con la idea de que el control logra una mejor gestión, el manual sintetiza los puntos más importantes de los pliegos de concesión de los servicios públicos que operan en la Ciudad.

"Muchas veces los usuarios no conocen sus derechos. Y de ahí se agarran las empresas para no cumplir los contratos. Está muy bien que las empresas de electricidad den a conocer el costo promedio de un día de servicio, pero también deberían informar otros detalles", agregó el funcionario.

Más calidad

Según Di Lorenzo, el objetivo de la publicación es lograr más calidad y mejores prestaciones. Por eso, el Ente de la Ciudad puso el manual a disposición de los usuarios en la página web del organismo. Asimismo, habilitó un canal de denuncias a través de Internet.

El funcionario manifestó que era necesario un manual que agrupara toda esta información, que de otra manera estaría dispersa en cada uno de los pliegos de concesión de los servicios.

"La tarea de recopilar la información puede resultar engorrosa para el usuario. Por eso, en cumplimiento de uno de sus mandatos de creación, el Ente sintetizó derechos y obligaciones en unas pocas páginas", agregó.

Di Lorenzo explicó que si detectan incumplimientos el Ente de la Ciudad puede sancionar y, a diferencia de los entes reguladores nacionales, sus decisiones sólo se pueden apelar en la Justicia, ya que no depende del Poder Ejecutivo local.

"Hemos tenido muy buena respuesta, lo que demuestra que en cuanto una persona conoce sus derechos empieza a reclamar que se cumplan. Por supuesto que aún falta un largo camino por recorrer, pero me parece que el balance es positivo", agregó el funcionario.

Las autoridades del organismo expresaron que gracias a las denuncias de los usuarios se lograron mejoras en la disposición final de los residuos hospitalarios, la extensión del horario del subte y que las empresas de cable prestaran el servicio gratis para las escuelas públicas. Aún queda pendiente la colocación de paneles acústicos para bajar el nivel de ruido de las autopistas porteñas.

"Los servicios que el Ente regula provienen, en la mayoría de los casos, de la continuación de contratos de la vieja municipalidad. La transición hacia el gobierno autónomo de la ciudad no fue del todo ordenada. Por eso, creo que con este manual, estamos aportando nuestro granito de arena para una mayor autonomía", dijo Di Lorenzo.

De acuerdo con el director del organismo, hacer respetar los derechos es una obligación para todos.

"Esta es una manera de alcanzar un ejercicio pleno de la ciudadanía", concluyó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.