Un menú todo limón, de la entrada al postre