Un nuevo éxodo a la costa