Un nuevo satélite científico argentino aprobó su último examen con honores