Un paraíso al pie de la Cordillera

Villa La Angostura espera al turismo
(0)
1 de diciembre de 2001  

VILLA LA ANGOSTURA.- Cuesta imaginar un rincón del país más atractivo que Villa La Angostura. Lagos, ríos y montañas se combinan para crear un paraíso de la pesca, del trekking, el mountain bike, la aventura o el descanso y el ocio en sus playas o bosques.

Ubicada en el sur neuquino, a 90 kilómetros de San Carlos de Bariloche por una ruta de asfalto impecable, Villa La Angostura conserva el aire apacible de una aldea de montaña. En desarrollo armónico con la naturaleza, ostenta una variada gama de ofertas de alojamiento y gastronomía, que va desde lo más económico hasta lo más sofisticado.

La pesca de truchas y salmones tiene en sus alrededores posibilidades incomparables. Es uno de los puntos más preciados para la pesca con mosca, en lugares como la boca del río Correntoso, en el lago Nahuel Huapi, o las desembocaduras de los arroyos Ragintuco y Bonito. También para los amantes del deporte y las caminatas al corazón de la naturaleza se despliega un sinnúmero de opciones, entre las que se encuentran los senderos por el bosque del cerro Bayo o el acceso al refugio del cerro Colorado, desde donde se accede a vistas monumentales de la Cordillera y el Nahuel Huapi.

Al entorno geográfico imponente se le agregan atractivos culturales y deportivos. El secretario de Turismo, Alberto Ferrari, destaca en el calendario próximo la Semana de la Música, que se hará del 7 al 14 del actual en el Centro de Convenciones de la ciudad. "Es un encuentro de música clásica que congrega a destacadas orquestas y solistas de la región y el país, con el que comenzamos a darle un uso intensivo al Centro de Convenciones recientemente inaugurado", explica.

El alojamiento es para todos los gustos y economías. Los más baratos ofrecen la habitación doble desde 40 pesos con desayuno, mientras que las hosterías están en un rango de 50 a 150 pesos. En los hoteles la habitación doble ronda los 80 pesos, mientras hay cabañas para cuatro personas desde 80 a 250 pesos.

En materia de gastronomía, la variedad también es notable en el marco de un predominio de los platos regionales sobre la base de trucha, ciervo, jabalí y productos ahumados. El menú tradicional, con entrada, plato principal y postre, ronda los 8 o 10 pesos por persona. El que incluye platos regionales va de 14 a 24 pesos. Y un menú "deportivo", con ingredientes proteicos, alrededor de 8,5 pesos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.