Un pitbull se portó mal y no soportó la culpa