Un problema sin solución a la vista

(0)
12 de agosto de 2012  

"Cada dieta de muy bajas calorías que hace un individuo lo lleva a estar más gordo que antes, porque el organismo interpreta que está ante una hambruna y activa ciertos genes ahorradores que hacen que cuando haya calorías éstas sean acumuladas rápidamente –explica el doctor Carlos Tajer, director de la Revista Argentina de Cardiología–. Así, al principio baja de peso, luego se estanca, se aburre de la dieta y comienza a comer normalmente, lo que lleva a subir de peso y quedar con más kilos que los iniciales."

Pero la cultura de la dieta no sólo no es efectiva en el plano individual, sino que incluso hay quienes le atribuyen parte de la responsabilidad por el fracaso del mundo occidental en su intento de controlar el avance de la epidemia de obesidad.

"Hay epidemiólogos que piensan que generar una conciencia excesiva sobre las calorías de los alimentos, pensar permanentemente en la dieta, en el peso ideal y en el descenso de peso, contra la tendencia natural a tener algún grado de exceso de peso, generó una cultura anómala que redundó en una epidemia que nadie sabe cómo controlar", agrega Tajer, jefe de Cardiología del Hospital El Cruce, de Florencia Varela.

"Existe la cirugía bariátrica, que es muy efectiva, pero tratar a todos los obesos con cirugía sería algo muy difícil", comenta el doctor Oscar Brasesco, director del Programa de Cirugía Bariátrica y Metabólica del Hospital Austral y la Fundación Favaloro, que señala innumerables dificultades logísticas y económicas que hacen impracticable un abordaje quirúrgico masivo de la obesidad.

"En la Argentina, se hacen no más de 5000 cirugías bariátricas al año, cuando uno podría calcular que hay unos 2 millones de argentinos que tendrían indicación de recibir este tratamiento –estima el doctor Brasesco–. Aun suponiendo que tuviéramos el dinero para operarlos a todos, no hay suficientes equipos médicos capaces de llevar adelante ese volumen de cirugías."

Para Brasesco, la aprobación en Estados Unidos de nuevos medicamentos para bajar de peso revela "que la epidemia es tan grave que se está tratando de buscar recursos de todo tipo. Y, claramente, los nuevos medicamentos no son la solución."

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.