Una chica de 15 años era jefa de una banda

Está detenida desde hace una semana
(0)
11 de mayo de 2003  

Tiene quince años y es la cabecilla de una banda acusada de cometer, por lo menos, cinco secuestros extorsivos en la zona norte del conurbano.

Por una cuestión legal, debido a que se trata de una menor, la Justicia se negó a revelar la identidad de la joven delincuente.

"No se trata de una integrante más de la banda o la cara bonita del grupo a la que mandaban a seducir a las víctimas. Esta chica es la jefa de la organización", dijo a LA NACION una calificada fuente de la policía bonaerense.

Fue detenida hace una semana, durante varios allanamientos realizados en la villa de emergencia Hidalgo, situada en San Martín.

"Cuando la detuvieron, la adolescente encaró a uno de los policías y le dijo, sin miedo: "Vos, rati , p..., a mí no me vas a hacer nada. No podés tocarme, sabes que soy menor, p... además, tengo abogado, rati" . No respeta a nadie ni tiene códigos", dijo una calificada fuente judicial.

Tiene el pelo teñido de rosa furioso y usa zapatillas que cuestan quinientos pesos. Según los investigadores, con esa apariencia y aires de pistolera del Lejano Oeste, se paseaba por los pasillos de la villa Hidalgo hasta que el lunes último fue detenida por la policía.

Sin madre y sin padre, fue criada por una tía en una villa de emergencia en la que diez mil habitantes conviven en casillas de paredes de cartón o madera, separadas por pasillos laberínticos, en los que corre todo aquello que debería ir a las cloacas.

Quienes la conocen aseguran que la carrera delictiva de esta precoz delincuente comenzó hace más de dos años.

"Antes de dedicarse a los secuestros, esta chica se ganaba la vida robando autos", dijo un policía que la detuvo anteriormente.

Cuando una asistente social le preguntó por qué se había dedicado a secuestrar gente, la chica respondió: "Un día fui a robar un coche. El auto no estaba estacionado. Lo manejaba una persona. En lugar de robar el coche, en ese momento, pintó lo del secuestro y con un novio mío nos llevamos al tipo. Fue así, pintó y nada más".

Dicho cambio en la vida de la precoz delincuente se produjo cuando tenía catorce años. En ese momento decidió formar su propia banda y reclutó a sus cómplices en la villa donde había crecido. Entre ellos hay menores, de su misma edad y por lo menos tres mayores.

Según la policía y la Justicia, durante un año, la adolescente comandó una organización delictiva que cobró rescates de 10.000 dólares y 3400 pesos para liberar a las víctimas que mantuvieron cautivas no más de tres días en distintas casillas de la villa.

En la actualidad está detenida en una comisaría para menores en la zona norte del Gran Buenos Aires, embarazada de un mes y medio. Su novio y futuro padre de su hijo también está en prisión, al igual que diez de los quince integrantes de la banda que comandó.

Pista falsa

  • Fuentes policiales aseguraron que los delincuentes buscados por agentes de la SIDE y de la Policía Federal en Córdoba nada tienen que ver con el secuestro de Florencia Macri, ocurrido el 29 de abril último en el barrio porteño de San Telmo.
  • Según los informantes, los detectives viajaron a esa provincia a raíz de la investigación del secuestro de dos empresarios agropecuarios cordobeses ocurridos en julio y septiembre últimos.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Sociedad

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.