Una chica se autoimplantó 50 chips y varios imanes para que su cuerpo fuera "mejor"