Una decisión para combatir el mercado negro

Ariel Graizer
(0)
24 de marzo de 2014  

¿Pasar de la gratuidad al arancelamiento es un cambio positivo? ¿Me beneficia pagar por lo que antes me ofrecían gratis? Aunque cueste creerlo, sí.

Al emprendedor que está a punto de iniciar un proyecto, al periodista que quiere abrir un sitio de noticias, al artista que quiere difundir su trabajo al mundo, a todos los que queremos estar en la Web y a todos los que quieren encontrarnos en ella nos favorece la decisión de NIC.ar de pasar de un sistema de registro gratuito a otro tarifado.

La Argentina era el único país de América latina que mantenía la gratuidad en el registro de los dominios de Internet. Esto tuvo una consecuencia negativa en el correcto uso de un recurso finito como son los dominios, ya que al no ofrecer mecanismos de control se multiplicaron la ciberocupación y la existencia de dominios registrados, pero no utilizados.

Desde 1998, la Cámara Argentina de Bases de Datos y Servicios en Línea (Cabase) ha presentado varios proyectos a NIC.ar para ordenar la gestión y administración de los dominios previendo una situación que hoy se ha convertido en un problema para aquellos usuarios que necesitan un dominio con la marca de su empresa o producto, incluso hasta con su nombre propio, pero que está registrado por otra persona simplemente con fines especulativos.

El pago por el registro y la renovación de los dominios apunta directamente a combatir el mercado negro que se había generado detrás de los dominios y que llevaba a las personas o empresas con legítimo derecho sobre el uso de determinado nombre a tener que negociar la compra del dominio con el okupa.

Como consecuencia de un escenario semejante, los dominios de la Argentina se convirtieron en los segundos más usados de la región, detrás de los brasileños, incluso por empresas y personas extranjeras.

La implementación de este sistema pago que, según mencionaron las autoridades, será de 160 pesos anuales, facilitará a los registrantes transitar el proceso de registro aunque conlleve la necesidad de hacerlo personalmente como un modo de validación y control de la autenticidad de la persona, organismo o empresa. Sin duda, el costo monetario y el tiempo serán mucho menores a los que se destinan en un pleito judicial de recuperación de dominio.

Por otro lado, el arancelamiento permitirá a NIC.ar adquirir autonomía para invertir en recursos destinados a fortalecer los mecanismos de seguridad informática del organismo, la tramitación de denuncias por datos falsos, pornografía infantil o phishing. Se trata de una decisión win win cuyo impacto último es mejorar el desarrollo de Internet en la Argentina.

El autor es presidente de la Cámara Argentina de Internet.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.