Una feria artesanal destinada a ayudar

Funcionará junto a la parroquia de San Agustín, en avenida Las Heras 2560, y abrirá del viernes al domingo, de 10 a 20.30
Cynthia Palacios
(0)
14 de diciembre de 2009  

Por segundo año consecutivo, redoblan la apuesta. Con el doble objetivo de brindar un espacio donde los artesanos puedan ofrecer sus producciones y reunir fondos para sostener su obra, el Servicio Social Agustiniano organizò una feria navideña.

En el costado de la parroquia San Agustìn, en avenida Las Heras 2560, un grupo de artesanos ofrece sus mercaderìas. La feria solidaria permanecerà abierta el pròximo viernes, sàbado y domingo, de 10 a 20.30.

"Queremos apoyar la cultura del trabajo y darle un lugar donde puedan vender sus productos y, al mismo tiempo, sumar ayuda para el servicio social, una organización de jóvenes profesionales que ayudamos a 150 chicos de la zona de Once", explica Andrea Festa, una de los 20 jòvenes rentados del servicio. Ella se encarga del àrea Desarrollo de Recursos. El servicio cuenta con unos 40 voluntarios

Desde hace cuatro años, el grupo lleva adelante distintos proyectos sociales para acompañar a chicos menores de 16 años. Ofrecen un jardìn maternal para papàs que trabajan, fùtbol, juegoteca y biblioteca. "Este año sumamos apoyo escolar, con la colaboración de los alumnos de San Martìn de Tours, mientras que los chicos del Colegio San Agustìn nos ayudan con los eventos de recaudación de fondos que permiten el sostèn de las actividades", agregò Festa.

Que los estudiantes se involucren en las tareas del grupo tiene un efecto positivo. "Al trabajar con colegios vamos concientizando y acercando a los adolescentes a esta realidad tan dura y les mostramos que podemos cambiar las cosas -señalò Festa-. Hay una realidad negativa pero si nos involucramos, podemos cambiarla."

Para saber màs de ellos: 4953-8321 o www.ssamgustiniano.org.ar Carteras y bolsos, collares, remeras, almohadones, tejidos, bandejas de madera, cuadros, tès artesanales, portacosmèticos y muchos objetos se pueden comprar a un precio que deja contentas a ambas partes.

"Tambièn ayudamos a una cooperativa de Catamarca, que se llama Tinku kamayu, integrada por mujeres que realizan todo el proceso de producción, desde hilar hasta tejer. Queremos darles ese lugar que estando tan lejos no tienen."

En la mesa del servicio se ofrecen tambièn tarjetas navideñas y vales para asegurar la merienda de los chicos de cada tarde, ademàs de vinos que producen pequeños productores de Cafayate.

"El año pasado fue tan exitosa que la prolongaron unos dìas. Desde que lleguè estoy trbajando", dijo Eugenia, que se especializa en crear hebras de tè.

"El boca en boca hace que se vaya agrandando. A la gente le gusta venir a mirar, comparar precios y tenemos fe en que se va a vender muy bien otra vez", confiò Marìa Teresa, fabricante de carteras y bolsos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.