El escenario. Una gresca que se venía anunciando