Una iglesia bendice a parejas gays que quieren dar el sí ante Dios