Una jornada signada por los reclamos y la esperanza