Una larga historia que llega a su fin

La idea nació en la década del 40
(0)
20 de mayo de 2003  

LA PLATA.- Si bien la idea surgió de los clubes platenses de fútbol, a mediados de la década del 40, fue en 1989, a partir de la convocatoria del gobernador bonaerense Antonio Cafiero, que la municipalidad local y representantes de Estudiantes y Gimnasia y Esgrima constituyeron una comisión para promover la construcción de un estadio.

Luego de analizar varias alternativas, se determinó la implantación en el terreno del Centro de Educación Física N° 2, dado que reunía las mejores condiciones de localización y accesibilidad. En enero 1992 se promulgó la ley 11.118, que determinó la cesión del predio.

El 21 de abril de 1992 se constituyó la Fundación Estadio Ciudad de La Plata, integrada por representantes de los clubes. No obstante, las hinchadas de ambas entidades y algunos de sus dirigentes han resistido tenazmente la construcción.

La Fundación llamó a concurso de anteproyectos y, en abril de 1993, sobre un total de 79 trabajos, el jurado premió la propuesta del arquitecto Roberto Ferreira, hijo del artillero pincharrata Nolo Ferreira.

Pero faltaba lo más importante: el financiamiento. Fue el entonces gobernador bonaerense, Eduardo Duhalde, quien incluyó la iniciativa en un plan para redimensionar la infraestructura urbana de esta ciudad. Para adecuar el proyecto a los deseos de Duhalde, Ferreira, que había tomado como escala el mundialista estadio de Mar del Plata, debió buscar antecedentes en un ostentoso estadio en Atlanta, Estados Unidos.

Los vaivenes incluyeron un duro conflicto gremial con la filial local de la Unión de Obreros de la Construcción de la República Argentina y una rescisión del contrato con la constructora Sade-Ecodyma, y las obras quedaron paralizadas durante dos años. El municipio logró convencer al fiscal de Estado Ricardo Szelagowsky de que se podía seguir la obra, volvió a licitarla y contrató a las empresas platenses Marin Construcciones, Breccia, Coninsa y Moldeados BB, encargadas, ahora, de terminar el estadio.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.